domingo, abril 30

La era de la ingobernabilidad en América Latina

La desarticulación  geopolítica global se traduce en nuestro continente latinoamericano en una creciente ingobernabilidad que afecta a los gobiernos de todas las corrientes políticas. No existen fuerzas capaces de poner orden en cada país, ni a escala regional ni global, algo que afecta desde las Naciones Unidas hasta los gobiernos de los países más estables.
Uno de los problemas que se observan sobre todo en los medios, es que cuando fallan los análisis al uso se apela a simplificaciones del estilo: Trump está loco, o conjeturas similares, o se lo tacha de fascista (que no es una simple conjetura). Apenas adjetivos que eluden análisis de fondo. Bien sabemos que la locura de Hitler nunca existió y que representaba los intereses de las grandes corporaciones alemanas, ultra racionales en su afán de dominar los mercados globales.
Del lado del pensamiento crítico sucede algo similar. Todos los problemas que afrontan los gobiernos progresistas son culpa del imperialismo, las derechas, la OEA y los medios. No hay voluntad para asumir los problemas creados por ellos mismos, ni la menor mención a la corrupción que ha alcanzado niveles escandalosos.

Uma Foto Por Dia


photo: rogério barroso. Foto nº. 1831 - Lisboa.

segunda-feira, abril 24

La deuda publica

Para Benoît Hamon, candidato del Partido Socialista en la elección presidencial de 2017, la deuda se debe ante todo negociar a escala europea, y allí «se decidirá la mutualización de una parte de las deudas soberanas con el fin de reducir el coste del crédito». Esto se haría con el fin, y se espera que así sea, de reducir la deuda. El candidato afirma también la necesidad de «romper con la lógica de la austeridad», renegociando, por ejemplo, el famoso límite del 3 % de déficit público.
El 27 de febrero de 2017, Benoît Hamon declaró en France Inter: «Será necesario valorar sobre lo que podamos o no podamos reembolsar. Hay una deuda respecto al planeta que no podemos reembolsar. Hay una deuda respecto a los banqueros que podemos renegociar.» |1|
Thomas Piketty, asesor sobre las cuestiones europeas para el candidato Hamon, dice que no hay que encarar solamente el caso francés, sino el conjunto de deudas de la zona euro. Comenzando por la de Grecia: «Lo más urgente es imponer una moratoria para la deuda griega, al menos hasta que el país encuentre su nivel de riqueza de 2007», explicó al diario Le Monde, el autor del libro El capital en el siglo XXI (Fondo de Cultura Económica, 2014).

sábado, abril 22

Mocoa, una tragedia poco natural

Hemos dicho en reiteradas ocasiones, a propósito de numerosas tragedias ambientales y humanas, que no hay desastres naturales. Lo que se presentan son catástrofes que se originan por acciones humanas que se pueden indicar de manera precisa y cuya responsabilidad esencial recae en empresas nacionales y extranjeras (madereras, mineras, forestales), grandes terratenientes y ganaderos, diversos sectores extractivistas… En contra de cualquier evidencia, los grandes medios de desinformación (RCN, Caracol, El Tiempo…) que convierten cualquier tragedia en una mercancía que se vende y se consume, y de la que obtienen grandes beneficios, señalan que lo de Mocoa ha sido otro desastre natural, como si fuera un castigo divino o la furia irrefrenable de una manigua incivilizada.
No hay tal, puesto que para entender las causas que explican lo acontecido en Mocoa es necesario referirse a factores de índole local, y a la manera como los mismos se retroalimentan con factores mundiales, asociados al cambio climático. Las dos cosas están ligadas en forma directa como lo debe mostrar un análisis medianamente serio de lo acontecido.

Uma Foto Por Dia


photo: rogério barroso. Foto nº. 1830 - Arte de rua.

sexta-feira, abril 21

Venezuela y Estados Unidos: pulseada por el petróleo


Estados Unidos es, por lejos, el país de todo el mundo que consume la mayor cantidad de petróleo. Entre su enorme parque industrial, la inconmensurable cantidad de vehículos particulares y medios masivos de transporte que movilizan a su población y el monumental aparato militar de que dispone (más su reserva estratégica, calculada en 700 millones de barriles), su consumo diario de oro negro ronda los 20 millones de barriles. Quien le sigue, la República Popular China, llega apenas a la mitad de esa cifra: unos 10 millones de barriles diarios.
Esa cantidad monumental de hidrocarburos la produce el mismo país en su subsuelo: aproximadamente el 60% de ese petróleo sale del mismo Estados Unidos. De hecho, es uno de los más grandes productores mundiales de ese producto. Pero tanto es su consumo, que el 40% de lo que quema diariamente proviene de fuentes externas. Contrariamente a lo que la percepción generada por los medios de comunicación puedan hacer creer, de este total de petróleo importado, la mayor parte no viene de Medio Oriente y el Golfo Pérsico (que aporta un 35% de las importaciones) sino del Hemisferio Occidental (65%): Canadá, México, Colombia, Brasil, Ecuador y Venezuela. De hecho, este último provee alrededor de un 12% de lo que se consume en la potencia norteamericana.

Uma Foto Por Dia


photo: rogério barroso. Foto nº. 1829 - Évora.

Homero, el Oriental

Tras haber sido objeto de raras publicaciones que pasaron desapercibidas, la influencia de Oriente en las epopeyas homéricas es actualmente el centro de la investigación, sobre todo gracias a las obras de dos grandes helenistas, el alemán Walter Burkert y el británico Martin West. Y trastoca las propias nociones de Oriente y Occidente.
Desde 1950 el historiador especializado en la Antigüedad Hans Erich Stier se preguntaba qué podía haber en la Grecia antigua que no se hubiera tomado prestado de Oriente. Establecía una lista impresionante de los préstamos materiales y espirituales que Grecia había tomado de un Oriente que dejó su impronta en los más diversos dominios de la vida griega de los tiempos arcaicos 1. Oriente se impone en tanto que centro de influencia determinante, dominante y “revolucionario” 2 de este periodo que se denominará “orientalizante”. Cuando Stier publica su texto los descubrimientos de la arqueología sobre los que se basa al exhumar unas culturas claramente más antiguas que la griega conocida hasta entonces no permiten ya duda alguna sobre la importancia y el sentido de la transferencia cultural que solo se pudo operar desde el Este al Oeste.
Seguramente Walter Burkert es quien ha ofrecido la mejor visión de conjunto sobre la variedad de los contactos culturales revelados por la arqueología. Entre muchos ejemplos cita el tímpano de bronce datado del siglo VIII antes de Cristo que se encuentra actualmente en el museo de Héraklion, [y que] “se suele admitir que representa a Zeus y los Curetes … Es, por tanto, la representación más antigua del dios supremo griego” , escribe. Y continúa: “Aunque los libros ilustrados sobre la religión griega no osan la mayor parte de tiempo mostrar este asirio”.

quinta-feira, abril 20

El oficio de sirvienta

Últimamente defensores de derechos humanos nos llaman asistentes domésticas, para aminorar el golpe, pero a las cosas por su nombre: somos sirvientas, nuestro oficio es servir.
Partiendo de ahí, podemos desmenuzar la gama de abusos que vivimos quienes trabajamos en el servicio doméstico y en mantenimiento. No importa el país, la realidad de los sirvientes es la misma en todos lados. No nos vamos a dar baños de pureza y a señalar a Estados Unidos como el causante de todos nuestros males. En India, existen las castas, en Latinoamérica las mentes colonizadas, y así vamos por país y continente, cada uno con sus propios males.

No se trata del color, de la nacionalidad, ni del idioma, se trata de quién tiene el poder y quien tiene el poder abusa y discrimina, con propios y extraños. El oficio de niñera y empleada doméstica es el mismo, solo varía el nombre: en ambos el trabajo es servir. Y digo servir con todo el peso de la palabra: de día y de noche. Cuando los niños están en la escuela o en clases particulares, las niñeras nos encargamos de limpiar la casa, los cuartos de juego, cocinar, lavar la ropa: el oficio doméstico. El de la empleada doméstica es igual y ambas son tratadas como muebles viejos. Porque una limpia pañales sucios y la otra baños sucios: ambas trabajan entre la mierda.

Un manifiesto para desobedecer tratados europeos injustos